En el extremo Norte de la provincia de Cuenca, limitando con Guadalajara, se encuentra la comarca de Beteta. En plena Serranía de Cuenca es éste un entorno natural de una belleza envidiable.